Tarima Flotante Laminada

Ref.:

0,00 € IVA inc.

La tarima flotante laminada es un tipo de pavimento que descansa sobre el suelo sin necesidad de fijación mediante pegamentos o mecanismos de amarre. Esto hace que la tarima pueda moverse según lo necesite de acuerdo a los cambios de temperatura y humedad que se dan durante el año. Tiene propiedades antifugas, antiestéticas, de control de la humedad y de reducción de ruido a las pisadas. Su instalación es rápida, limpia y no es necesario sacar los muebles de la casa.

La tarima flotante laminada está compuesta por varias capas de diferentes materiales que dependiendo de su densidad y calidad le dan sus características:

  1. Capa externa: Compuesta de capas transparentes de alfa celulosa impregnadas con melamina y partículas de ácido de aluminio. Esta capa aporta a la tarima resistencia al desgaste, resistencia a los arañazos, facilidad de limpieza, resistencia a las manchas y resistencia a impactos.
  2. Capa decorativa: Es la capa impresa con el decorativo del laminado e impregnada con melamina. La pintura utilizada es de impresión al agua respetuosa con el medio ambiente.
  3. Capa de base: Compuesta de una o varias capas de papel Kraft impregnadas en resinas fenílicas. Esto proporciona al pavimento la máxima resistencia mecánica y calorífica y funciona como amortiguador.
  4. Sustrato: Es un tablero de fibras de alta densidad que proporciona al pavimento una vez instalado ciertas características funcionales tales como la resistencia de la unión, resistencia al hinchamiento, estabilidad dimensional, resistencia a impactos y resistencia a la indentación.